¿Por qué se daña el radiador de un vehículo?

Son varias las razones por las que el radiador de un auto se avería, entre ellos la falta de mantenimiento y un mal uso del propio vehículo.


El radiador de un vehículo es un elemento que forma parte del sistema de refrigeración, su función principal es evitar el recalentamiento del motor. Está formado por un conjunto de tubos de cobre situados paralela y espaciadamente, que cuentan también con un sistema de aletas que le permite ampliar la superficie para disipar el calor.

Si el radiador está dañado, el recalentamiento del motor será inevitable, es por eso que se debe mantener periódicamente. El radiador suele dañarse cuando se utiliza refrigerante no adecuado, algunos conductores, con el afán de ahorrar dinero utilizan marcas no certificadas y muchas veces estos productos no cuentan con los aditivos necesarios ni el componente principal que es el etilenglicol.

Los refrigerantes, al igual que los lubricantes, tienen un tiempo de vida, si este se excede y no se cambia en el momento oportuno, el radiador va a resultar dañado. Dependiendo de la marca, hay refrigerantes de larga duración y otros de vida más corta, todos van perdiendo sus propiedades con el uso y el tiempo. Es importante cambiarlo para evitar averías en el radiador.

Finalmente, el radiador debe lavarse para evitar que se dañe. Si se suele transitar por la costa, el ambiente está más cargado de cloruro que causa la corrosión de este elemento importante del sistema de refrigeración. Para lavar el radiador el motor debe estar frío, se debe utilizar un cepillo y solamente agua, no detergente.



Más artículos sobre Mecánica